sábado, 25 de diciembre de 2010

La crisis y las reformas del Gobierno marcan el mensaje del Rey

La crisis y las reformas del Gobierno marcan el mensaje del Rey

El rey Juan Carlos I dedicó el viernes buena parte de su discurso navideño a la crisis económica y a la pérdida de empleos que ha conllevado y que ha dejado sin trabajo a un 20 por ciento de la población activa. Seguir leyendo el arículo

Como en los dos años anteriores, el monarca, de 71 años, se refirió ampliamente a los problemas económicos que atraviesa España, los más graves de las últimas décadas, y apoyó las medidas de austeridad del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que pretenden reducir el déficit a un 6 por ciento del Producto Interior Bruto para el próximo año, desde el 9,3 por ciento previsto para este año.

"Debemos proseguir y abordar juntos las reformas necesarias, cumpliendo además nuestros compromisos en materia presupuestaria y de déficit", dijo el soberano.

En un mensaje de tinte optimista, Juan Carlos I, bajo cuyo reinado España ha conseguido una prosperidad económica sin precedentes y una sólida democracia, pidió unidad de agentes sociales, partidos políticos y empresarios para llevar a cabo "las reformas necesarias".

España ha aprobado unos presupuestos austeros para 2011 y ya aplicó en mayo un duro ajuste fiscal al congelar algunos tipos de pensiones y rebajar en distintas escalas el salario de los funcionarios.

La intervención de algo más de diez minutos tuvo también referencias a las "carencias estructurales" de la economía española y a la necesidad de mejorar el modelo productivo y generar confianza en las posibilidades del país.

"Debemos desterrar el desánimo, levantar la cabeza, aunar esfuerzos y continuar la faena", dijo el monarca.

Además, el soberano pidió que se dé "prioridad insoslayable" a quienes "han sufrido en su propia carne o en sus familias la pérdida de empleos", haciendo especial referencia a los jóvenes.

Al igual que hace cada año, el Rey hizo un repaso por el resto de los problemas del país, como el terrorismo o la violencia machista. En el terreno de éxitos, destacó los triunfos del deporte español, como la victoria de la selección española en el Mundial de Sudáfrica.